Abraham Boba: “Los inconvenientes de la persona son exactamente los mismos con el covid”

11

La vira de verano de León Benavente coincide a Abraham Boba con la presentación de su primer poemario, Esto no es una canción (Espasa). Además de esto, la banda está formada por los músicos que acompañan a Nacho Vegas.

¿De qué forma va su libro?
No lo sé. Toda vez que publico algo dejo que prosiga su curso. Recibo comentarios positivos. Ahora no estoy centrado en el libro, sino más bien en el espectáculo de presentación del libro.

¿Exactamente en qué va a consistir?
Eso se gesta.

¿Va acompañado?
Voy solo.

¿Tiene previsto cantar los poemas?
No son canciones. Son poemas.

Las fronteras están muy cerca.
Sí, mas nacen de una forma diferente. Cuando escribo una canción la hago con un instrumento y voy escribiendo al unísono la letra y la música. Estos textos no son canciones.

Acaban de lanzar el fácil Niño futuro, un tema de Rafael Berrio, en el que hace un recitado.
Es una canción Berrio, que era uno de los pocos que sabía conjugar poesía y música. Asimismo hay recitados en otros temas de León Benavente. Es un género que me agrada pues puedes desarrollar el tema sin ajustarte a la armonía. Siempre y en toda circunstancia me ha agradado este terreno.

“No tocaremos canciones del nuevo disco, deseamos que se escuche como conjunto”

¿Debe ver con el spoken word, los recitados de poemas sobre bases de música?
Lou Reed y Bob Dylan tienen fraseos bien interesantes en el campo rítmico y musical. Son espacios para expresarte.

El músico easonense Rafael Berrio murió en el mes de marzo del año pasado. Había cooperado con La Oreja de Van Gogh y Mikel Erentxun, entre otros muchos. ¿Este tema es un homenaje?
Meses ya antes de fallecer le afirmamos que deseábamos grabarla con él. Al haber fallecido es un homenaje.

Acaban de registrar un álbum. ¿Qué porcentaje sonará el día de hoy?
El cero por ciento. Deseamos que la gente escuche nuestros discos como un conjunto pues unas canciones apoyan a otras.

¿No desean hacer rodar las canciones ya antes de presentar el disco?
A veces marcha y en ocasiones pierden lozanía.

¿En qué momento lanzan el disco?
No puedo decirlo. Estamos en las fases finales.

Supongo que interpretarán temas de su último disco, Vamos a volvernos locos, de dos mil diecinueve.
Será un grandes éxitos. Vamos a tocar la de Rafa Berrio; rescataremos canciones del primer y del segundo disco, y asimismo sonará el último disco, que no tuvo recorrido.

Recuperan esas canciones tras un año sin tocarlas y con una grabación de material nuevo por el medio. ¿Se marcha a apreciar?
Siempre cambia la perspectiva. La semana pasada volvimos a dar conciertos. No los dábamos desde septiembre de dos mil veinte.

“Deseamos que la gente escuche nuestra música, no únicamente que la baile”

El título del disco, Vamos a volvernos locos, era muy pop; prácticamente como la convidación de una banda adolescente.
Nunca me habían dicho eso. Hay quien lo comprendió como preminitorio de la pandemia. El título charlaba de una situación que era inestable.

¿Qué piensa al regresar a interpretarlas? Se lo pregunto pues se identifican por la impetuosidad y la honestidad.
Me doy cuenta de por qué razón las hicimos de este modo. Ahora que están grabadas tienen vida propia.

¿Prosiguen reconociéndose en ellas?
Intento hacer que no expiren, que se puedan oír en cualquier instante y en cualquier lugar; que sean atemporales.

¿El covid ha trastocado el sentido de los temas?
Los inconvenientes del humano prosiguen siendo exactamente los mismos.

Participaron en el Festival Cruilla, la experiencia conduzco para administrar conciertos en coinvivencia con el covid.
Fue extraño y apasionante. Mas ya habíamos dado conciertos con el público sentado. Deseamos que la gente escuche nuestra música, no únicamente que la baile.

Hace un par de años que volvió aHace un par de años que volvió a Galicia y se asentó en el Val Miñor. ¿Pasará allá el verano?
Eso es parte de mi vida privada. Lo voy a pasar en Galicia.

Es el lugar de los veranos de su niñez. ¿Le influye?
El sitio donde pasas el tiempo influye, mas intento ser exactamente la misma persona.