Al compás del jazz

15

Las calles de Pontevedra se llenan estos días de los ecos y armonías del ciclo Noitadas de Jazz, que se enmarca en el programa Son da Rúa, en la Axenda de Van a ver 21.

Desde el día 19 y hasta el próximo viernes 23 de julio, la praza da Ferrería acogerá 5 actuaciones de artistas y conjuntos, que resaltan por su inventiva en este género musical.

Los conciertos, que se pueden gozar gratuitamente, están programados a las veintidos horas. Proseguirán exactamente el mismo protocolo que hasta el instante, buscando la seguridad máxima y cumpliendo la normativa sanitaria actual.

El ciclo dio el pistoletazo de salida con el primer pasacalles de la Street Band Chivinjazz, que recorrió las calles de la Boa Vila con la meta de aproximar este género musical a toda la ciudadanía. 

Todos los días y hasta el fin del ciclo, este conjunto volverá a atestar la urbe con música, primero a las doce y después a las veinte horas.

Este lunes la vocalista y música gallega Terela Grandín acudió a su cita con el público para interpretar un repertorio con lo mejor de Dori Caymmi, un músico brasileiro que resalta por su jazz íntimo, en el que los matices y la armonía ganan relevancia.

Hoy le prosigue el Xan Campos Trío, que llega con la exploración sonora de su último disco, Realismo (dos mil veinte), en el que se puede revisar el enorme talento y el dominio que tiene el pianista de Cangas, acompañado como líder de la agrupación por Iago Fernández a la batería y Horacio García al violón.

El Chemin Jazz Quartet va a tomar el relevo el día veintiuno de julio, seguido por Current Location el jueves próximo 22.

El viernes veintitres de julio, el conjunto Circus será el último en atestar de música la praza da Ferrería, con Alberto Vilas al piano, José Manuel Díaz al violón y Noli Torres a la batería. Los 3 traen en su repertorio temas originales y arreglos propios de canciones sudamericanas “de toda a vida, que coñecemos dende pequenos”, afirma Alberto Vilas, señalando además de esto que este es un “trío sin líder, colectivo, muy armónico y en el que todos aportamos”.

Este pianista y músico redondelano agradece ideas como esta. Vilas reconoce que tocar en la praza da Ferrería “é un gustazo, ten un escenario pasmante”.

En cuánto al resto de conjuntos que comparten cartel con Circus, agrega que “polo que coñezo, a súa creación é un 2 piares fundamentais, xa que non só se toca jazz estándar, se non que tamén se adrede pola creación propia, o bien que me semeja un 2 aspectos máis esenciales da música. Y también poder tocar na praza da Ferrería é un gustazo”.