Cacabelos demanda que vecinos con covid solicitan ayuda a Emerxencias por la carencia de rastreadores

11

El regidor de O bien Grove, José Cacabelos, demanda que la carencia de rastreadores y de información lleva a vecinos contagiados a demandar la ayuda de Emerxencias. De esta manera se lo trasladaron al regidor desde el propio servicio, que recibe estos días múltiples llamadas de personas preocupadas por el hecho de que, al no percibir la llamada del Sergas, se hallan con que no tienen pauta de actuación.Esta situación, considera el regidor socialista, “genera mayor propagación del covid”, puesto que se retrasa la ubicación de los contactos estrechos que podrían ser positivos.Cacabelos se aúna de este modo a la demanda hecha por la alcade de Cambados, Fátima Abal. Es exactamente en la llamada de los rastreadores cuando los positivos comunican la lista de contactos estrechos con los que estuvieron los días anteriores, mas los dos regidores denuncian que dicha llamada se está generando con hasta 5 días de retraso.“A xente, preocupada, asiste a Emerxencias, que non pode darlle máis que información xenérica”, incide Cacabelos, que recuerda que no se trata de un servicio sanitario.
Contagios en Arousa

Por otro lado, los casos prosiguen subiendo en la región de O bien Salnés. Exactamente el mayor ascenso se generó el día de ayer en O bien Grove, que con quince casos más suma ya ciento setenta y siete. Un dato que podría ser mayor en las próximas horas, puesto que en los cribados efectuados a lo largo de la jornada de el día de ayer, en los que hay convocados setecientos noventa vecinos, ya se advirtieron 5 positivos a media mañana. En Vilagarcía asimismo se registró un incremento de 5 caso, que hacen un total de 271; al tiempo que Meaño sube tres y tiene 74; Cambados tiene 2 más y un total de ciento noventa y tres y Vilanova, con 1 más, suma noventa y tres. Bajan, en Cambio, Ribadumia y A Illa, los dos con cuarenta casos (uno menos que el día precedente). En O bien Barbanza, donde no hay datos de casos activos, la incidencia es elevada y superior a los doscientos cincuenta casos por cada un millón habitantes en todos y cada uno de los ayuntamientos, mas baja en la última semana. En la región de Ulla-Umia, no obstante, ninguno de los ayuntamientos se halla en el umbral de peligro extremo. En lo que se refiere a las hospitalizaciones, se registra un ligero descenso en el área de Pontevedra- O bien Salnés, con treinta y tres en planta y 4 en la UCI.
Críticas a la Xunta

Por su lado, el Partido Popular de O bien Grove mostró el día de ayer su apoyo al ámbito hostelero del ayuntamiento y demanda un cambio de criterio por la parte de la Xunta, sumándose de este modo a lo protegido por el regidor al que, eso sí, solicitan una postura “máis enérxica”. Los populares se desmarcan de la línea oficial de su partida y demandan al gobierno de Alberto Núñez Feijóo que tenga presente las peticiones de los hosteleros. “Non se entende que establecementos que fan a mesma actividade non poidan traballar en iguais condicións”, apuntan. Rechazan, además de esto, que el ámbito deba aceptar el control de certificados sanitarios y critican “comportamentos arbitrarios” en el caso del nivel de limitaciones asignado a Sanxenxo hasta el fin de semana pasado. Cacabelos repitió el día de ayer exactamente su postura, pidiendo a la Xunta mejoras en la contabilización de los casos activos y cambios en el momento de calcular la incidencia, teniendo presente la población flotante.