El bosque encantado de Aldán

15

El Bosque Encantado de Aldán es uno de esos lugares ocultos en las Rías Baixas, no tan popular como las playas de Galicia o bien el patrimonio cultural de la zona.Se trata de un bello bosque atlántico que te va a dejar encantado y en el que la combinación de caminos, luces y sonidos te engatusará desde el primer instante.Aunque la imagen del sitio es de estar descuidado, vale la pena caminar por sus caminos para descubrir encantos propios de un cuento de hadas que no te dejarán parar de sacar fotografías espectaculares.La finca de O bien Frendoal es indudablemente un destino aconsejable para pasar un día en plena naturaleza, pasear por este bosque mágico, descubrir piezas arquitectónicas únicas y en suma, volver a temporadas ya pasadas.Situación del Bosque Encantado de AldánPuede que no te resulte fácil llegar al Bosque Encantado de Aldán si jamás has estado ya antes o bien si no recibes las indicaciones convenientes, de ahí que te ayudaremos explicándote precisamente de qué forma llegar a la finca de O bien Frendoal (de qué forma llegar a la finca de O bien Frendoal).Su localización precisa se ubica en el quilómetro ciento nueve de la PO-315 dirección Cangas-Bueu, circulando por esta carretera vas a ver la finca del Pazo-Torre de Aldán, que se encuentra al otro lado de exactamente la misma.Aunque puedes entrar por múltiples accesos que se hallan en este camino, una forma simple de acceder es buscar el río Orxas, que transcurre a la vera de la vía y tiene un viejo puente medieval (de qué forma llegar al camino de los molinos de Aldán) a la vera de un rústico lavadero con el primordial acceso al bosque.Aunque en la zona no hay carteles con información o bien sendas explicativas, con las indicaciones que te damos no vas a tener ningún inconveniente para localizar este sitio.Historia de O bien FrendoalEn Aldán, una pequeña villa del municipio de Cangas do Morrazo (Pontevedra), hay un recordable pazo conocido como la Casa Torre de Aldán que es propiedad de los Condes de Canalejas, quienes eran grandes terratenientes de esta región.Dicho pazo tenía una gran finca que era utilizada por sus familiares, amigos y por los propios condes para la caza y otras actividades recreativas y recreo.Con la construcción de la carretera PO-315 la finca quedó dividida en 2 y hace unos años, la mitad en la que no se halla en pazo fue donada al Concello de Cangas que ha decidido destinarla al empleo y disfrute de sus ciudadanos y los turistas que se resuelvan a visitarla.Castillo de O bien FrendoalUno de los primordiales atractivos del Bosque Encantado de Aldán es su fotogénico castillo, rodeado por un foso con puente levadizo y que surge entre la flora.Dicen que esta construcción se empezó en los años sesenta y servía como zona de reposo para los condes mas jamás se acabó de edificar y hoy día solo cuenta con la testera. Sobre la puerta primordial del castillo resalta el escudo de los Condes de Canalejas, asimismo tiene un pequeño torreón y una dependencia a la que se puede acceder por la parte posterior. Toda la explanada que está delante de la fortaleza era utilizada por los condes como campo de críquet.Aunque el castillo de Aldán no es demasiado grande y se halla en estado de abandono, este prosigue siendo el auténtico culpable de que el bosque O bien Frendoal cuente con este halo mágico.Acueducto de O bien Frendoal (Arco de la Condesa)Otra de las sorpresas que se ocultan en la finca de O bien Frendoal es un acueducto de mampostería, conocido como Arco da Moura o bien Arco da Condesa.Esta construcción se piensa que es de origen romano (otros afirman que se trata de una construcción medieval) y que conducía el agua de una mina que estaba en la parte más alta de la finca, a una factoría de salazón que se hallaba en los bajos de la presente Torre de Aldán. Después, los condes restauraron el acueducto empleando el agua que transportaba para el regadío de sus cultivos, ricos en frutales y hortalizas.Este sistema fue empleado hasta los años setenta, y quedó totalmente obsoleto con el tiempo, a pesar de que la construcción inicial contaba con múltiples arcos, ciertos han desaparecido tras la construcción de la PO-315, la carretera previamente mentada.Entorno del Bosque Encantado de AldánEl bosque de O bien Frendoal se identifica por ser una zona muy verde, en la que los rayos del sol se cuelan entre las copas de los árboles haciéndote sentir que verdaderamente te hallas en un bosque encantado.Repleto de pequeños caminos acompañados de puentes, pasarelas, molinos y otras edificaciones que te invitan a caminar entre los robles, castaños, lauros, abedules y demás flora que combina este sitio.El bosque asimismo cuenta con múltiples de bancos de piedra, ciertos de ellos fueron hechos desde viejos sarcófagos, y mesas que vas a ir encontrando y también invitan a sentarse y gozar de las vistas y un ambiente al que da un hilo musical arrebatador la presencia del río Orxas.Pasear por este misterioso ambiente te transporta a un planeta de leyendas y magia, indudablemente el entorno es de cuento de hadas.El bosque encantado es una de esas visitas imprescindibles que debemos hacer en algún instante de nuestra vida.Ideal para hacer una escapada de fin de semana y descubrir los encantos de un frondoso bosque que se halla muy cerca del mar. Fuentes, bancos de piedra, el acueducto, el castillo encantando… todo este conjunto de elementos crean un entorno mágico donde la naturaleza y la calma son convenientes en perfecta armonía.Si tus planes de vacaciones incluyen las Rías Baixas, no te pierdas este fantástico sitio.