El covid incita la restauración del retablo de las angustias en Cambados

14

El retablo de la Virgen de las Angustias de la parroquial de Cambados encara un intenso trabajo de restauración. La operación se realiza con una cofinanciación entre la Cofradía y la propia parroquia. Para esto se usa, esencialmente, el dinero que, a lo largo de estos un par de años de coronavirus, se habría destinado a la celebración de las fiestas y que, debido a las limitaciones sanitarias, se ha ido quedando en el cajón.

Así lo explica el presidente de la Cofradía, Manuel Rial, que señala que una fuente primordial de financiación es la venta de lotería que se efectúa todos los años.

En mal estado

El retablo, narra, se halla “en muy mal estado”. Como “bien patrimonial que es, si bien sea de la iglesia, siempre y en todo momento es interesante su recuperación”. La pieza presenta una esencial afectación de carcoma, sobre todo por su parte posterior, la que no está a la vista. Eso complica las tareas, que suponen un presupuesto de unos diecisiete euros. La mitad la acepta la parroquia y la otra la Cofradía. Ayuda la Cofradía que se debe a la vecina dedicación a San Roque, “como buenos vecinos” que son los dos colectivos, puesto que las tareas de desinfección de esta una parte del templo favorecen a las dos estructuras.

La restauración

Los trabajos dieron inicio ya en las últimas semanas. Se arrancó, justamente, por esa acción de desinfección de toda la capilla lateral donde se sitúa.

Los siguientes pasos son el desmontaje del retablo, al completo, la extracción de sus piezas, traslado al taller y restauración allá. Si bien en ocasiones se puede trabajar en exactamente la misma capilla, el estado de afectación y el hecho de que lo peor esté por la parte posterior recomiendan un trabajo más meticuloso en taller. “Tienen que llevarlo para una acción más a fondo, sobre todo por la una parte de atrás”, explica Rial.

Una vez se complete el trabajo en los talleres, se volverán a traer todas y cada una la piezas, para su montaje. El tiempo que se tarde no es la prioridad. Concluida la desinfección, “ahora vienen las fiestas de Cambados todas”, con lo que, de entrada, se aguardará “a septiembre” a fin de que sea desmontado y trasladado. Desde ahí, “el tiempo que tarde. Preferimos que se demore algo más y que lo hagan bien”, una vez puestos en faena, resalta el presidente de la Cofradía.

Futuras restauraciones

Piden paciencia a los fieles y asimismo entendimiento a lo largo del tiempo que duren estas operaciones. Aguardan que el resultado valga la pena. Y valoran ya extender esta clase de actuaciones a más retablos, piezas o bien imágenes.

“Volvemos a sacar en venta lotería, para continuar colectando, para otra restauración que sea necesaria”, señala Rial, que anima a la participación y adquiere de estos números para contribuir a la financiación de las actividades que fomenta el colectivo.