El PP solicita la dimisión del alcalde de Pontevedra por “engañar de manera continuada” sobre la licencia de su casa

12

   El gobierno local reitera que que la vivienda de Lores es “legal” y acusa al representante del PP de realizar “lo mismo” con la suya en 2020

   PONTEVEDRA, 25 May. (EUROPA PRESS) –

   El representante del conjunto municipal del PP en el Municipio de Pontevedra, Rafa Domínguez, ha pedido la dimisión del alcalde, Miguel Anxo Fernández Lores (BNG), por “engañar de manera continuada” sobre la licencia de primera ocupación de su vivienda especial.

   Esa vivienda unifamiliar ubicada en la parroquia de Marcón estuvo sin licencia de primera ocupación a lo largo de 22 años y se regularizó el mes pasado de enero, al formalizarse los trámites para la construcción de una piscina.

   Una vez desvelado este suceso, desde el gobierno local, como explicó el líder local del PP, se contestó que la licencia de primera ocupación no era precisa en el momento en que Fernández Lores edificó su casa, un razonamiento que “se demostró falso”.

   “El poder ingresar a al expediente lo cambió todo”, ha reconocido el habitual, aportando como prueba la licencia de proyectos concedida al alcalde en el año 1997.

   Particularmente, Domínguez se ha basado en el punto 11 de esa licencia, que afirma que “la edificación no va a poder ser ocupada en ninguna de sus plantas hasta el momento en que las proyectos estén absolutamente terminadas, debiendo pedirse en tal instante a este Municipio la preceptiva licencia de primera ocupación acompañado certificado de final de proyectos firmado por los directivos de exactamente la misma y visado por sus institutos oficiales que corresponden”.

   Para el representante habitual, resulta “inadmisible que, a sabiendas de que su licencia de obra recopila esto, Lores haya mentido de esta manera”. “No es admisible que el alcalde falte a la realidad de esa forma. Lo dije en su instante: el fallo es aceptable, pero la patraña continuada y reiterada del BNG y de Lores es inadmisible. Es la peor administración de una crisis que he visto nunca”, dijo Rafa Domínguez.

   “Por engañar a la prensa, por engañar al PP, por engañar a los pontevedreses y por procurar decir que el mentiroso era yo, comprendemos que Lores debe renunciar rápidamente de sus funcionalidades de alcalde”, ha insistido el representante habitual, que asimismo ha pedido al regidor “que solicite excusas a todos y cada uno de los pontevedreses por haber mentido”.

RESPUESTA MUNICIPAL

   Por su lado, el concejal de Ordenación do Territorio y también Mobilidade, César Mosquera, que además de esto era responsable de Urbanismo en el año 1999, ha insistido en que la vivienda del alcalde “es de manera perfecta legal” y jamás incurrió en ningún género de ilegalidad. “Ámbas cosas son algunas: la vivienda se encontraba legal y las licencias no se requerían”, ha proclamado el edil nacionalista.

   Mosquera ha asegurado que “jamás se engañó” sobre la tramitación urbanística de esta casa. Si bien “ciertamente” la normativa requería la petición de la licencia de primera ocupación, en la situacion de casas unifamiliares “de autopromoción” el Municipio “no las solicitaba” con carácter general, únicamente en el momento en que hay terceros damnificados.

   “Esa resolución se adoptó para todo el planeta. Fue algo que se aplicó y se aplica aún en este momento a todos”, indicó César Mosquera, que defendió que el método municipal es pedir esa licencia a ofertas de casas colectivas.

   Mosquera ha apuntado que a esa instrucción se acogió nuestro representante del PP Rafa Domínguez que, según dijo, no terminó las proyectos de su casa en el período que marcaba su licencia “y absolutamente nadie le ha dicho nada”.

   Además de esto, según ha añadido el edil, el jefe de la oposición habitó la vivienda antes de tener la licencia de primera ocupación, en tanto que se la concedieron en el mes de julio de 2020 y vivió en ella desde el mes de abril. “Usó las reglas de desempeño que emplea este municipio y en este momento solicita la dimisión del alcalde pues logró lo mismo”, ha concluido César Mosquera.