Galicia sobrepasa los tres millones de dosis de vacunas administradas

12

   PONTEVEDRA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) –

   El Servizo Galego de Saúde (Sergas) alcanzó este viernes los tres millones de dosis de vacunas administradas contra la covid-diez entre la población gallega.

   La pontevedresa Ana Biempica, de 46 años, fué la receptora de la vacuna con la que Galicia consigue esta cantidad en el el Recinto ferial de Pontevedra, una dosis que le ha administrado la enfermera Teresa Villanueva.

   “Lo cierto es que estoy supercontenta de recibir al fin la pauta completa”, ha proclamado Ana Biempica con “sorpresa” frente a la influencia mediática que tuvo su vacunación con el listo de Pfizer. “Nos encontramos todos deseando que esto pase, que todo el planeta se ponga las vacunas y que tengamos la posibilidad vivir algo de normalidad”, ha añadido. Ana Biempica animó a toda la ciudadanía a vacunarse. “Que no vacilen, o sea para el beneficio de todos”, ha manifestado.

   En el recinto, el gerente del Área Sanitaria de Pontevedra-O Salnés, José Ramón Gómez, ha complacido el trabajo del personal de enfermería designado en estos puntos de vacunación. En este área sanitaria ahora se superaron las 305.000 dosis administradas, lo que piensa que unas 137.000 personas, un 50% de la población del área, ahora tiene la inmunización completa y unas 50.000 personas (18%) tienen tan únicamente una dosis.

   José Ramón Gómez se ha referido a la situación epidemiológica en este distrito sanitario al garantizar que se están eludiendo la saturación de los centros de salud. De esta manera, hoy hay 4 pacientes críticos en la UCI y diez hospitalizados en planta, pero ha alertado sobre el aumento de la incidencia amontonada en prácticamente todos los concellos del área. “Teníamos nueve concellos con cero casos hace quince días y en este momento poseemos en todos”, ha lamentado el gerente.

   Por su lado, la organizadora de vacunación COVID en el Recinto ferial de Pontevedra, Consuelo Rodríguez, ha lamentado que entre un 25 y 30 % de la multitud de la franja de edad de 30 a 39 años no asiste a la primera cita de la vacuna, en el momento en que en otros rangos de edad se alcanzó el 90% de concurrencia.