Muere el cronista, escritor y también historiador Gerardo González Martín

13
Gerardo González Martín
Gerardo González Martín

Gerardo González. ATLÁNTICO DIARIOA la edad de setenta y nueve años, y tras un largo periodo de enfermedad, este sábado murió en Vigo el cronista y escritor Gerardo González Martín, cuya biografía entronca con la historia del mejor periodismo gallego del siglo veinte y XXI. Abulense de cuna y trasladado muy joven a Galicia, tras cursar estudios en la Escuela de Periodismo de la villa de Madrid, estuvo vinculado en consecutivas etapas a diferentes medios de Galicia, desde el Diario de Pontevedra a El Correo Gallego de la ciudad de Santiago y fue exactamente un factor esencial en el proyecto de administración y desarrollo de Atlántico Diario. Fue articulista de Faro de Vigo en 2 etapas de su vida, cooperador de La Voz de Galicia y el primer corresponsal en Galicia del diario El País, apenas puesto a caminar.

Pero una etapa esencial de su vida la desarrolló en la COPE, primero como jefe de redacción de Radio Popular de Vigo y directivo del programa Jaque a la Actualidad que aún se recuerda por su renovador estilo que introdujo en los informativos de la radio. Después ocupó un alto cargo en la dirección de la cadena en la villa de Madrid.

Tentado concisamente por la política, fue miembro del CDS de Suárez y ocupó entre otros muchos cargos el de encargado de Cultura de Pontevedra. Asimismo fue directivo de la Radiotelevisión de Galicia. En la etapa predemocrática fue miembro de la Junta Democrática de Vigo, por ser un cronista reputado y respetado.

Como escritor y también estudioso histórico fue miembro señalado del Instituto de Estudios Vigueses, donde deja una espesa obra de publicaciones de enorme interés y rigor.

Esta una parte de su trabajo es muy extensa y entiende desde artículos muy expertos en folletines y libros colectivos a su bibliografía, donde resaltan libros esenciales para el conocimiento de la historia económica y social de Vigo. Entre esos libros notables se pueden refererir, entre otros: Diccionario de vigueses (mil ochocientos setenta y cinco-mil novecientos cuarenta y cinco): retazos de historia local por medio de la vida de más de mil setecientos personajes, La vuelta al planeta de Vigo en ochenta días: estampas de la más variada historia local o bien Gallegos al volante, mil novecientos-1930: orígenes del vehículo en la provincia de Pontevedra.

En el campo corporativo, su etapa al frente de la Asociación de la Prensa de Vigo significó una total renovación de una corporación centenaria. Fumador obstinado, resistió con entereza el deterioro de su salud y por vez primera su firma dejó de aparecer en los medios, donde siempre y en todo momento era acogida con exactamente el mismo interés por sus lectores y amigos. Poco tras jubilarse, en dos mil siete, fue objeto de un homenaje tumultuario celebrado en el Castillo de Soutomaior al que asistió o bien se adhirieron extensas representaciones de la cultura, el periodismo, la sociedad y la compañía de toda Galicia, como de las diferentes fuerzas y representantes políticos de todo signo, como patentiza del general reconocimiento y cariño de que gozaba.

Además, durante su vida mereció diferentes reconocimientos profesionales, como el Premio Luis Taboada, a la mejor tarea informativa sobre Vigo, y el Premio Diego Bernal, concedido por la Asociación de Cronistas de Galicia, por el conjunto de su vida como cronista. Descanse en paz.