“Prosigo escribiendo todos y cada uno de los días, a fin de que mis lectores no me olviden completamente”

11

El empresario Enrique Stuyck ha conseguido publicar sus cartas en sesenta y seis periódicos españoles, entre ellos Diario de Pontevedra. Tras el éxito de su primera colección, en el mes de septiembre va a llegar a las librerías su segundo libro, en el que incluirá otras dos mil cartas. Esta actividad que empezó a efectuar sin intención se ha transformado en una parte de su rutina y asegura que su fin no va a ser inmediato.

¿De qué forma comenzó a redactar cartas al directivo?

Escribí mi primera carta al directivo hace muchos años, en el dos mil tres, por un artículo que leí, que era una entrevista a Enrique Iglesias. Había lanzado un disco con mucho éxito y se quejaba un tanto de la vida de una estrella. Me dio un tanto de pena –de forma irónica– y le escribí una carta que titulé como gracieta ‘Pobre Enrique’. Lo cierto es que no sabía que la iban a publicar, en verdad ni tan siquiera me enteré , me lo afirmaron. Entonces escribí alguna carta más, mas fue verdaderamente en el verano de ese año cuando tuve un buen tiempo para redactar, mientras que veraneaba en Murcia. Comencé a redactar cartas para el jornal local, La verdad de Murcia, me las estuvieron publicando y me fui animando. Escribí cartas a otros periódicos y hasta el mes de octubre o bien noviembre, me publicaron doscientos cartas más o menos, que eran en especial para cada periódico al que las mandaba. Como recuerdo publiqué un libro, mas para los más próximos, no comercial. Sería hasta el año dos mil diecinueve que no volví a redactar cartas al directivo, siendo hasta acá mi primera etapa. La segunda empezó como consecuencia a un comentario que me hizo mi hija más pequeña, Wendy, que me planteó comentar noticias de todo género, por servirnos de un ejemplo, de actualidad o bien económicas. Comencé a leer la prensa y a hacer una sinopsis día a día de las noticias más interesantes, y fue como me animé a redactar nuevamente, desde ese momento hasta el momento, prácticamente día a día escribo. Hoy tengo contabilizadas prácticamente cinco mil cartas, de las que tres mil pertenecen al primer libro y las dos mil sobrantes van a salir en el próximo, que se publicará este septiembre. Además de esto, prosigo escribiendo todos y cada uno de los días, a fin de que mis lectores no me olviden completamente.

“Existen muchas cartas diferentes, mas todas y cada una de las escribo con exactamente la misma ilusión y cariño”

¿Qué es lo que significan para las cartas al directivo?

Para mí es una cosa que me divierte, me entretiene, me hace estar activo mentalmente puesto que para redactar una carta hay que procurar hacerlo bien, documentarse. Asimismo me sirve como una reflexión en muchos temas y además de esto me producen diferentes emociones. No tengo un tema específico y voy escribiendo lo que me brota en el cada día. Existen muchas cartas que han significado más emociones que otras, tengo muchas anécdotas relacionadas con ellas. Por poner un ejemplo, ciertas de mis cartas se están usando como comestible educativo de trabajo en Alemania en la Universidad Heidelberg como práctica para pupilos que estudian de España. Entonces hay cartas que recuerdo con más cariño, como una carta que escribí sobre el sentido del humor, que me semeja algo fundamental, sobre temas relacionados con la familia o bien aun una historia que me cuenta un taxista y me semeja entretenida , entonces la comento. Existen muchas cartas diferentes, mas afirmemos que todas y cada una de las escribo con exactamente la misma ilusión y con exactamente el mismo cariño.

¿De qué forma ha sido la experiencia de publicar un libro que trate sobre su trabajo?

La experiencia del primer libro de las tres mil cartas no fue pues tuviese la idea de publicar un libro, sino fue una amiga que me preguntó si tenía la pretensión de hacer alguna colección y mi contestación fue: “Puesto que quizá sí”. En ese instante me puso en contacto con una amiga suya editora, de la editorial INCIPIT, a ellos les pareció interesante y publicamos el primer libro. No pudimos hacer presentación a la prensa ni firmas, mas me hicieron alguna entrevista en la radio y salió algún documental. Pensamos hacer una campaña en condiciones con el segundo libro, asimismo por redes sociales, para dar a conocer el libro y el tema que trata, las cartas al directivo. Esta sección que según parece es muy leída, mas tampoco es demasiado famosa. Asimismo creo que no está demasiado bien tratada e inclusive algún periódico deja de publicarlas. Me semeja una sección para expresarse a la gente que le agrada redactar, es un cauce para publicar comentarios o bien escritos de personas que no tienen otros medios para comunicarse.

“El récord Guinness me supuso una alegría, pues es un reconocimiento por un trabajo propio”

¿De qué forma fue el proceso de selección de las quinientos cartas que aparecen en su primer libro y la adquisición del récord Guinness?

Hice una selección de las quinientos cartas que me parecían que podían interesar más desde el punto de vista literario. Una vez escogidas fueron separadas por apartados como, por servirnos de un ejemplo, política, sociedad, deportes. En lo que se refiere al récord Guinness que me han concedido, este es por las cartas publicadas en un año en el jornal deportivo As, pues era el único que cumplía las demandas de Guinness. Las condiciones son que sean cartas publicadas en un año natural, en un periódico y que tenga una tirada mínima diaria de cincuenta ejemplares. Solo las cumplían las del periódico deportivo pues me publicaron, desde mayo de dos mil diecinueve hasta mayo de dos mil veinte, ochenta y cuatro cartas. A mí, este premio, me supuso una alegría, pues es un reconocimiento por un trabajo propio.

“Mi próximo reto es llegar a las diez cartas al directivo publicadas en el primer mes del año de dos mil veintitres”

¿De qué forma es su rutina diaria de trabajo? ¿Cuáles son sus próximos objetivos?

Mi jornada periodística comienza con 3 o bien 4 horas trabajando con los más de cuarenta periódicos que adquiero por medio de una aplicación. Los leo, veo si me han publicado cartas, los registro, los fichero y cuando ya he hecho un recorrido por toda la prensa nacional y he tomado unas notas de temas que puedo comentar, escribo 2 o bien 3 cartas todos y cada uno de los días, que envío a cada periódico. Todo este proceso me significan prácticamente como un trabajo, mas es un hobbie y un lujo que me puedo permitir a mi edad. En lo que se refiere a mis objetivos, desde el último libro he publicado quinientos cartas más, mi reto es llegar a las diez cartas publicadas en el primer mes del año de dos mil veintitres, que es cuando cumplo ochenta años y me jubilaría de las cartas. Mas bueno, todavía tengo tiempo para pensarlo.