Xavier Alcalá: “No me inspiré en Joyce para hacer ‘El calor de la ceniza’, ni lo había leído”

13

Autor de un tradicional de la literatura gallega como A nosa cinza, que marcó a una generación de lectores en Galicia, el escritor Xavier Alcalá —nacido en Urbe Real—, tiene nuevo libro Tertúlia revisitada.

¿De qué manera se comenzó en el planeta de la literatura?
De una forma muy curiosa. Estudiando la carrera tenía un compañero que era Benedicto García, uno de los vocalistas primordiales de Voces Ceibes. Él me charló de hacer letras de canciones con el propósito de actualizar la canción en Galicia. Yo no tenía ni la más remota idea de eso y la cosa quedó ahí pues dejó la carrera. Al tiempo, tenía un amigo de Ferrol que era Andrés Lapique do Barro, bajo en una banda de música moderna, y nos pusimos a hacer canciones en gallego. De este modo comencé a redactar para hacer letras de canciones.

Usted estudió Ingeniería de Telecomunicaciones, ¿exactamente en qué le ayuda en el momento de redactar?
Los de mi gremio somos todos grandes usadores de lo que es esencial en la humanidad. Nosotros teníamos un maestro que clasificaba los exámenes en leídos y en no leídos. Los segundos eran los que tenían algún fallo en la redacción. Cuando la gente iba a protestar respondía: “El ingeniero de telecomunicación debe aprender enseguida el código y aplicarlo correctamente”. Eso me asistió, pues, como bien saben mis lectores, soy muy exigente con los detalles mínimos que nos llevan en último término a la puntuación, una de las claves para un buen alegato escrito.

“Comencé en la literatura escribiendo canciones al lado de Andrés do Barro”

¿Qué se marcha a hallar el lector al leer Tertúlia revisitada?
Es la novela de la novela. Se marcha a hallar que la realidad supera a la ficción. La historia ocurrió realmente, haciendo un juego literario. Escribí hace muchos años un esquema de novela que consistía en que unas personas iban a una tertulia y que todos escribían para un concurso y ninguno lo quería decir. Uno de para presentarlo a tiempo hace un plagio: esa es la base de la novela. Yo la mandé al premio Blanco Amor y ellos creyeron que les mandaba un plagio y la rechazaron. Por tanto, se cumplió en la realidad lo que había pasado en la ficción.

Se inspiró en Joyce para hacer El calor de la ceniza?
No. Cuando la escribí ni tan siquiera había leído a Joyce, mi pretensión no tuvo nada que ver con eso.

Aparte de escritos, ejercita de cronista. ¿Cuál es el medio que más le agrada?
La radio, y segundo el diario.

Me sorprende que escoja un medio hablado siendo escritor.
Tengo 2 manías: una la inmediatez de la comunicación y otra, el desarrollo de la narración. Para mí la radio era, hasta el momento en que se extendió la página web, la forma de hacer la comunicación más inmediata. España se salvó el veintitres-F del mayor de los desastres pues estaba la radio. Yo hice mucho texto para ese medio y estuve en una tertulia bastantes años, mas si deseo desarrollar un texto largo es cuando la radio no me llega.

Un referente literario… José Maria Eça de Queirós.
Es el Dios de la narrativa realista.

“Mi sueño es que mi obra general traspase las fronteras de lo inmediato, que es en lo que estoy ahora”

¿Y uno periodístico?
Kapuscinski.

¿Su obra literaria preferida?
Es realmente difícil de contestar. Si me forzases a decir algo que no pudiese eludir diría La regenta, de Leopoldo Alas Clarín.

Y en estos instantes… ¿qué libro lee?
Uno muy curioso que se titula Cuba: ni paraíso ni infierno. Su escritora estuvo treinta años en Cuba padeciendo el absoluto desastre. Es coincidencia que lo esté terminando ahora.

Un sitio de Galicia para redactar…
Mi casa de A Coruña, en A Cubela, de noche. Desde las diez el silencio es absoluto.

A los escritores les acostumbra a agradar más la noche que el día…
Claro, escribo por norma general entre las diez de la noche y las 3 de la mañana.

¿Un sitio de Galicia para irse de vacaciones?
Volver a mi infantoadolescencia en la ría de Labres, más en concreto en Cabanas.

Y finalmente… ¿Qué sueño le queda por cumplir en el planeta de la literatura?
Que mi obra generalmente traspase las fronteras de lo inmediato, que es en lo que estoy ahora.